A ELLOS LES GUSTA ESTO

sábado, 5 de junio de 2010

NUEVO FRAGMENTO


"...El padre Clemente, mientras me enseñaba a leer en nuestros ratos ociosos, me contó que su padre, allá en Córdoba, había sido el hombre de confianza de los últimos años del emir Hisham, y que había sido él quien le introdujera en el ejército del emir para, según las palabras literales de su padre, "expandir la fe verdadera, pues parecía darse más maña en matar hombres que en curarlos". ¡Qué equivocado estuvo! Cuando se libró la batalla de Lutos, hacía ya más de dos décadas, quiso Dios que se topara con el desventurado don Ramiro de Gromejón. Como él no tenía especial interés en los deseos de su emir por expandir su fe hasta los mismos confines de la península, se pasaba el tiempo ocioso o intentando curar a los suyos, que era lo que toda su vida había visto en su progenitor; pero el estado de aquel cristiano, dado por muerto, le contaminó el pensamiento. No pensó, actuó y lo sacó de la lid con premura. Desde el principio, el cristiano supo que su salvador había sido un infiel, ya que ninguno de los suyos había tenido ni el tiempo ni la voluntad para sacarlo del lugar en el que le torturaban. Tampoco ninguno de sus pares tenía tan extensos conocimientos de las curas que le aliviaban el dolor, ni las instrucciones que recibía podían venir de manos amigas. Al cabo de un tiempo, instalados ambos en Gromejón, cuidando uno del otro, llegaron a la conclusión de que, ni uno era tan incivilizado y sucio, como decían los musulmanes, ni el otro llevaba por único objetivo de su vida la guerra santa de su emir, como argüían los cristianos..."

Por M.E. Sánchez Almansa, fragmento de próxima novela

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada